#145420

Buena tarde.

Respecto al caso de la Lesión por Presión (LPP), mostrado en la fotografía, lo primero es una evaluación completa del paciente, clasificar la lesión con una escala validada, no solamente abordar la lesión como una unidad, sino al paciente como un todo, por ello, un manejo multidisciplinario, si es necesario y dependiendo de las patologías de base, así como estado nutricional, factores de riesgo, etcétera. De acuerdo a las guías de practica clínica y consensos, así como estudios de laboratorio y gabinete, y a sí hay datos de infección, comenzar la antibioticoterapia de forma no empírica. En lo que respecta al manejo quirúrgico podemos realizar una desbridación con bisturí, aunque cruenta, pero es la que tenemos a la mano en la mayoría de los Hospitales, o bien preferir un desbridamiento con dispositivos que aportan un jet de agua y aire como el Versajet, y lo podemos combinar con el empleo de terapia de presión negativa y posteriormente el empleo de otro tipo de materiales y apósitos avanzados. No se recomienda actualmente el dejar una colostomía «protectora» a todos los pacientes. Además resulta importante que después se haga hincapié en los cambios posturales y el uso de dispositivos para liberar la presión.